Logo
icono de la noticia

Los niños rinden más sin el teléfono móvil, según un estudio

 

En los colegios británicos que prohibieron su uso, las notas de los alumnos mejoraron un 6,4%

Aunque hace apenas unos años hubiera parecido impensable, hoy es casi imposible ver a los más pequeños alejados de su smartphone. Y aunque las nuevas tecnologías pueden convertirse en un poderoso aliado para su aprendizaje, un informe elaborado recientemente por una escuela de negocios asegura que los dispositivos móviles no siempre son un buen aliado en las aulas.

Contactar con sus padres vía WhatsApp, consultar un perfil en Facebook, buscar en Google el significado de una palabra que desconocen… Sin duda, los teléfonos inteligentes ya forman parte del día a día de los escolares. Por eso, cada vez son más los pedagogos que consideran que no se pueden alejar las TIC del sistema educativo. Por eso, consideran que la mejor opción es acordar con los estudiantes qué uso pueden dar a su smartphone en clase. Sin embargo, otros tantos recomiendan desconectarlo durante las clases o, incluso, no utilizarlo en el colegio.

En este contexto, dos economistas de la London School of Economics, Louis-Philippe Beland y Richard Murphy, han llevado a cabo un estudio sobre el efecto de los dispositivos móviles en el ámbito de la enseñanza. Para ello, han ambos expertos han analizado los manuales de 91 colegios ingleses relacionados con la utilización de teléfonos en clase, desde el año 2001. Asimismo, han comparado estos datos con la evolución de los resultados académicos obtenidos por los alumnos y alumnas en las pruebas nacionales de calidad educativa, en las que tomaron parte 130.000 estudiantes.

De este análisis, los autores del informe aseguran que en las escuelas que prohibieron el uso de smartphones, los alumnos y alumnas mejoraron un 6,4% en su rendimiento escolar. Además, los efectos entre los estudiantes que obtenían notas más bajas fue todavía más evidente, ya que sus calificaciones fueron un 14% más altas.

Quizás por esta razón, la opción de vetar la utilización de los celulares es bastante habitual, no sólo en el Reino Unido,  sino también en otros países, como en el caso de España. Sin ir más lejos, en noviembre del 2014, la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha prohibió el uso de celulares en las escuelas. Todo lo contrario de lo que había ocurrido meses atrás en Nueva York, cuyo alcalde, Bill de Blasio, anuló esta norma en los colegios de la Gran Manzana.

Esta falta de consenso alimenta un debate para el que no existe una respuesta única. Partiendo de estas dos posturas, los psicopedagogos tienen ante sí el difícil reto de encajar las nuevas tecnologías en el sistema educativo, consiguiendo que puedan llegar a ser una ayuda para los menores.

La oferta de programas de UNIBA, en la que se incluye el máster universitario de Psicopedagogía, ofrece la formación necesaria para que los futuros profesionales de la psicología y la educación dispongan de los conocimientos y recursos necesarios para adoptar las decisiones más eficaces en la escuela, tanto para los jóvenes como para los docentes. 

Comparte este Post: