Logo
icono de la noticia

Turismo idiomático y formación de profesores de español para extranjeros

 
español para extranjeros turismo

Muchos profesores de Español como Lengua Extranjera (ELE) empezamos a trabajar en verano. Son estos meses la oportunidad de tener la primera experiencia docente para muchos. La época veraniega es la época del turismo idiomático por excelencia. El turismo idiomático en España, en expansión también en países como Argentina o Colombia, es uno de los pilares básicos en los que se sustenta nuestra profesión desde el punto de vista laboral. Este es un fenómeno del que en ocasiones también se habla en la prensa española desde un punto de vista económico por la cantidad de dinero que reporta al país. Eso no significa que ese dinero recaiga exclusivamente en los profesores, pero sí que genera un movimiento de alumnos en las escuelas de idiomas que obliga a aumentar la plantilla de profesores considerablemente.

Además, desde el punto de vista del desarrollo profesional, la posibilidad de enfrentarnos a un contexto educativo de tales características es una primera posibilidad para adentrarnos en un mundo profesional rico y complejo, que no acaba en la realidad de los cursos de verano. La complejidad del contexto provoca que los profesores hayamos adoptado una versatilidad a la hora de trabajar de la que otros sectores carecen. Con grupos de estudiantes a menudo de diferentes nacionalidades y con una necesidad de reinventarse constantemente y de imaginar nuevas clases a una gran velocidad, debido a la gran cantidad de horas que a menudo implica nuestra profesión, los profesores de profesores de español para extranjeros que hemos surgido del contexto propio del turismo idiomático encarnamos aquella figura que dibujara Forges y que ya es célebre en el sector. La experiencia práctica, tan intensa, intensiva y hasta extenuante, permite a los profesores desarrollarse profesionalmente y poner en práctica todo lo aprendido en la formación docente o incluso adquirir una experiencia práctica que, posteriormente, podrán utilizar como referencia en la formación de profesores de ELE que realicen. Además, el aprendizaje a partir de la experiencia docente y la reflexión sobre nuestra actuación en el aula, nos permite poder aunar teoría y práctica y consolidar aquellos conocimientos que en los cursos de formación y encuentros de profesores los docentes han podido recibir.

Seguro que este verano las escuelas de ELE se llenarán de alumnos y se llenarán de nuevos profesores que ven en la enseñanza de ELE una oportunidad laboral para tener en consideración. Esperemos que estos nuevos profesores, con nuevas energías y toda la voluntad del mundo, encuentren en la enseñanza de ELE un sector en el que desarrollarse profesionalmente y en el que puedan consolidarse como docentes a pesar de las dificultades laborales que se puedan encontrar.

Jaume Batlle

Profesor del Máster en Profesor de Español como Lengua Extranjera en UNIBA.

Comparte este Post: