Logo

UNIBA

 
18/05/2020

Empecé el confinamiento acabando Les Ombres errantes, de Pascal Quignard, pero pronto me encontré acudiendo únicamente a autores que me mueven a risa: Rabelais, Woody Allen, Cervantes, Quevedo. Incluso ―y no me es fácil confesarlo― he dejado de lado Chez le côté de Swann para leer Groucho y yo, la autobiografía de uno de los hermanos Marx (no revelaré cuál). Me han dejado una cuenta de Filmin y las únicas películas que veo son las de Buster Keaton. Miro vídeos de chistes de Eugenio por Youtube. Yo antes no era así.

 

Comparte este Post: