Logo
 
 
19/03/2019

Cuando una persona ingresa en el mundo del trabajo puede ser depositaria de un bagaje de diferentes conocimientos, habilidades y estrategias para cumplimentar las tareas de su oficio o de su profesión. A este conjunto integrado la llamamos competencia laboral. Los empresarios y las instituciones sugieren que las personas estén preparadas desde perspectivas diferentes, ya sea con competencias técnicas, propias de la profesión, ya sea con competencias transversales comunes a las diferentes situaciones laborales.

 

Comparte este Post: