Logo
icono de la noticia

Videoconferencia: "El hombre del hidrocarburo, el Antropoceno y los límites del planeta"

 
07/07/2016 18:00 (CEST)
 
energías renovables

Durante milenios, los humanos obtuvieron los alimentos, el calor y la potencia mecánica necesarios para su supervivencia de la radiación solar y su transformación casi inmediata (flujos de agua y viento), así como de la energía proporcionada por conversiones metabólicas y de la biomasa que ocurrían en cuestión de meses, unos pocos años o, a lo sumo, unas pocas décadas. Por contra, los combustibles fósiles, con la excepción de la turba, son el resultado de intensos cambios de la biomasa durante lapsos de tiempo geológicos. Utilizando un símil económico, podemos considerar que las sociedades premodernas dependían para su desarrollo de unos ingresos solares, instantáneos o mínimamente retardados, que se reponían de forma constante.

En cambio, la civilización moderna basa su esplendor en el uso de una herencia solar. Esta herencia nos ha dado acceso a unos recursos energéticos muy concentrados y fáciles de almacenar y que han podido ser utilizados a un ritmo creciente. Una trayectoria que ha desembocado en una absoluta dependencia de los hidrocarburos, fuentes energéticas ricas en carbono, cuya combustión en cantidades crecientes ha situado a la humanidad frente a un inesperado desafío: las elevadas cantidades de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero emitidas a la atmósfera están sobrecalentado el planeta. Como consecuencia del impacto de la humanidad sobre el sistema Tierra, nuestro planeta habría dejado atrás el Holoceno para adentrarse en el Antropoceno.

Esta idea ha generado una gran controversia en el seno de la comunidad científica. Sin embargo, este debate no es óbice para que el concepto, con una importante carga simbólica, se haya popularizado rápidamente, desbordando el ámbito científico. Tras ser aceptado de manera entusiasta por los colectivos más preocupados y comprometidos con la defensa del medioambiente, interesados en subrayar el potencial destructivo de los humanos, el término Antropoceno se ha convertido en un tópico de moda en las redes sociales y los medios de comunicación, hasta colarse en las agendas de las élites del mundo empresarial, financiero y político. Las investigaciones del Grupo de Trabajo sobre el Antropoceno, han permitido elaborar una extensa lista de cambios inducidos por la acción humana sobre el planeta, identificando incluso algunos anteriores a la Revolución Industrial. Y un aspecto particularmente relevante es que han detectado un cambio espectacular en la magnitud y velocidad del impacto humano desde 1950 en adelante. Un fenómeno conocido como “La Gran Aceleración” y cuyo comienzo marcaría para muchos investigadores el inicio del Antropoceno. Un inicio podría concretarse en el 16 de julio de 1945, es decir, en la fecha en la que tuvo lugar la detonación de la primera bomba atómica en Alamogordo (Nuevo México). No hay más que estudiar las anomalías radioactivas de los sedimentos recientes de cualquier parte del mundo, o del hielo de los casquetes polares, para encontrar la primera evidencia inequívoca del impacto de la actividad humana a escala planetaria, lo que constituiría el remache dorado (“Golden spike”) del límite Holoceno-Antropoceno.

Dr. Mariano Marzo

Mariano MarzoMariano Marzo es catedrático de Estratigrafía y profesor de Recursos Energéticos y Geología del Petróleo en la Facultad de Geología de la Universidad de Barcelona. Miembro de la “Reial Acadèmia de Ciències i Arts de Barcelona” y miembro de la Junta Directiva y del Comité Académico del Club Español de la Energía. Participa o ha participado en diversos consejos asesores en materia energética de las administraciones central y autonómica así como de otras instituciones (“American Chamber of Commerce in Spain”, Cátedra BP de Desarrollo Sostenible de la Universidad Pontificia Comillas, entre otras). Mantiene una relación continuada con la industria del petróleo y del gas a través de la investigación aplicada al sector y la formación continuada. Ha trabajado en Europa, EE.UU., América del Sur, Oriente Medio y Norte de África. Es miembro de la “American Association of Petroleum Geologists” y de la “European Association of Petroleum Geoscientists & Engineers”. Ha publicado más de 75 trabajos en revistas científicas, editado o coeditado 15 volúmenes y presentado más de 100 ponencias a conferencias y congresos. Ha formado parte de los consejos editoriales de revistas de gran prestigio internacional en el campo de la geología, como “Basin Research”, “Geology” y “Sedimentology”. Es un colaborador habitual sobre temas energéticos en La Vanguardia, así como en diversas emisoras de radio y televisión de nuestro país.

Esta videoconferencia se enmarca bajo nuestra Maestría en Energías Renovables y Sostenibilidad Energética y es abierta para todo el que quiera aprender más sobre este ámbito.

Ya puedes ver la videoconferencia al completo en nuestro canal de YouTube:

Comparte este Post: